The Sandman: la vigilia es apenas un recuerdo.

Un rostro pálido, del color de la tiza, de facciones delicadas y casi espectrales. Lo cubre un

Sueño, Oniro, Morfeo, The Sandman.

Sueño

cabello negro como la noche, desarreglado, apuntando a todas direcciones. Unos ojos que si se los mira bien, se descubrirá que centellean como las estrellas. Una vestimenta hecha de oscuridad. Y sin embargo, este aspecto no es constante; solo para algunos se revela así; para otros podría tener forma de gato, para otros de un aura vaporea, para otros de indígena; se hace ver como él desea. Pero algo nunca cambia: una personalidad distante y fría en apariencia, aunque en verdad humana y sensible (a pesar de no ser para nada un ser humano), un poder enorme, una vejez incontable, y una multitud de nombres que le hacen justicia, entre ellos: Sueño, Morfeo, Oniro, o The Sandman. Uno de los siete eternos que gobiernan el orden de la existencia desde que comenzó a haber vida en el Cosmos, y gobernarán hasta el día en que no la haya más. Ellos son los hermanos Muerte, Sueño, Deseo, Destrucción, Desesperación, Delirio y Destino. Cada uno con un carácter distinto, a veces sorprendentemente no tan acorde a su simbolismo. Pero la historia que contaré a continuación gira en mayor medida alrededor de esta encarnación de lo que nos ocurre por la noche, cuando cerramos los ojos, y dormimos.

   El nombre “The Sandman” tiene una larga historia por detrás. Tan antiguo como

"Vertigo", rama de DC Comics que en los 90 publicaría the Sandman.

“Vertigo”, rama de DC Comics que en los 90 publicaría the Sandman.

un personaje del folclore anglosajón, un ser que cada noche visita el dormitorio de los durmientes para esparcirle arena mágica en los ojos, logrando así que tengan sueños. De esa forma también se explicaba el origen de la legaña. Este concepto fue adaptado al mundo de los superhéroes de mano de  Gardner Fox y Bert Christman para DC Comics en el año 1939, en la forma de un personaje llamado Wesley Dodds, que se encubría con la identidad de Sandman. Vestido con una máscara de gas, un sombrero fedora y un traje, dormía a sus enemigos con gas. Combinaba la tradición de las revistas pulp estadounidenses con la naciente de los superhéroes. Más tarde el personaje declinó, y se tomó para una nueva forma en los setenta con el nombre de Garret Sanford, y más tarde en los ochenta con el nombre de Hector Hall, cada uno de ellos con sus diferentes atributos e historias. Sin embargo, no fue recién hasta el año 1987 en que la editora Karen

Berger de DC pidiera al escritor de fantasía Neil Gaiman revivir nuevamente la franquicia. Solo había una limitación: mantener el nombre; por lo demás, absoluta libertad creativa para remodelar completamente al personaje, la narrativa y mitología.

   Así, y a partir del año 1988, de forma continua hasta el año 1996 (aunque luego con publicaciones adicionales en años posteriores) surgió esta serie de novelas gráficas que revolucionaron el clima de los comics e innovó con muchos elementos provenientes de

Sandman, del folclore andlosajón

Sandman, del folclore anglosajón

diversas fuentes. Terror, novela gótica, mitología, fantasía, historia, junto con un profundo trasfondo de literatura, personajes vívidos y muy humanos (aunque literalmente muchos no lo fueran) y una historia atrapante harían de esta saga una excepción a la regla común. Merodean por sus páginas referencias a autores como Shakespeare y Milton; una poesía y un aura de magia que pasan por cada rastro de tinta; personajes míticos que van desde Odín y Loki hasta Satanás y Azazel, o Calíope y Orfeo; personas históricas como el emperador Octavio, el dictador Robespierre, o el Rey de Estados Unidos, Joshua Norton; culturas como la musulmana, la china, y la africana; temas como la inmortalidad, la venganza, la diversidad y la redención. Muchas de las mitologías y leyendas mundiales tienen una activa participación en el desarrollo del argumento. Y ocurre también que a pesar de que Sueño aparente ser el personaje principal, hay muchos protagonistas, y muchas historias, algunas más grandes, otras más chicas, algunas más épicas y otras más cotidianas, que se cruzan entre sí, y en las que algunas casi ni aparece The Sandman, sino que camina como por detrás de un telón, influyendo con una presencia implícita en acciones ajenas. El formato es muy original, ya que hasta en la misma creación de viñetas, desde el primer número hasta el último, hay una concepción muy fluida y estética, y pasaron diversos grandes dibujantes que dejaron cada uno su marca por toda la serie. Como una curiosidad fue una novela gráfica que cultivo un gran seguimiento de lectoras. Y obtuvo uno de los mayores premios para el género fantástico, siendo la primera vez que se le otorgaba a un comic: el Premio mundial de fantasía (o World Fantasy Award), en el año 1991, además de 26 premios Eisner.

   Está estructurada en diez arcos, cada uno con un argumento diferente, aunque todos como parte de una misma cadena. Se hallan en este orden:

  1. Preludios y nocturnos.
  2. La casa de las muñecas.
  3. El país de los sueños.
  4. Estación de tinieblas.
  5. Un juego de ti.
  6. Fábulas y reflejos.
  7. Vidas breves.
  8. El fin de los tiempos.
  9. Las benévolas.
  10. El velatorio.

Además, en ese lapso de años y aún después, hasta hoy mismo, se fueron publicando novelas gráficas adicionales a la historia, entre, antes y luego de la cronología de 1989 a 1996:

    • Muerte, el alto costo de la vida.
    • Muerte, lo mejor de tu vida.
    • La canción de Orfeo.
    • Noches eternas.
    • Las flores del romance.
    • Cazadores de sueños.
    • The Sandman: Obertura.

El personaje de Morfeo tuvo apariciones en otros comics del universo DC, tales como Hellblazer o The Swamp Thing, aunque luego de los primeros números se fue distanciando, creándose para sí mismo una esfera y atmósfera propios.

   Para el momento del inicio de la saga, Neil Gaiman ya había hecho dos trabajos para DC

Kyle-cassidy-neil-gaiman-April-2013

Neil Gaiman en el 2013

: Casos Violentos y Orquídea negra, además de otros trabajos para la revista británica 2000 A.D., cuentos y demás, pero no fue hasta después de la creación de esta obra que adquirió fama internacional. Luego, publicó novelas juveniles y adultas muy recomendadas como Coraline, American Gods, Los hijos de Anansi, El libro del cementerio, Stardust, El océano al final del camino; antologías como Objetos frágiles (no publicada en Argentina) y el Cementerio sin lápidas; participaciones en series de televisión como Neverwhere o Doctor Who, y en más novelas gráficas como The Miracleman,  Misterios de un asesinato, Los libros de magia, Marvel 1602, Whatever Happened to the Caped Crusader?, entre muchas otras. Pero para muchos The Sandman permanece intacta como su obra cumbre. Si se desea conocer la voz y los pensamientos de este autor fantástico (en todos los sentidos), hay un discurso muy inspirador que realizó a un conjunto de egresados de una universidad de Estados Unidos: https://www.youtube.com/watch?v=pFC-FZUjfXE (parte1) y https://www.youtube.com/watch?v=nvbhiJUnJnI (parte 2).

 

La saga pasó por un zigzagueante camino de intentos tanto de adaptaciones a cine como para televisión. Luego de casi veinte años desde la primera idea, hasta hace unas semanas The Sandman iba a ser adaptada cinematográficamente con dirección y producción de Joseph Gordon-Levitt y guión de David S. Goyer (con participación de Neil Gaiman). Sin embargo, Levitt abandonó el proyecto recientemente, y aún no se sabe qué actor encarnará a Sueño. Entre quienes se especulaba para el papel eran: Joseph Gordon-Levitt, Tom Hiddleston o Benedict Cumberbatch (estos dos últimos deseados por Gaiman). No hay una fecha de estreno concreta todavía.

  Para el que quiera ahora sumergirse en este universo, se puede conseguir en varias librerías de la ciudad, o directamente en algún local de comics, pero aquí dejo un link para la descarga de los diez arcos y de la mayor parte de las obras adicionales: http://howtoarsenio.blogspot.com.ar/2009/06/sandman.html

   Esta novela gráfica me marcó creativamente. Ya de por sí se ve la influencia del sueño en el título del sitio y la visión a lo fantástico que explaya tanto aquella obra. Y ahora, si van a adentrarse en esas páginas vivas, donde la vigilia es apenas un recuerdo, solo les deseo una cosa: dulces sueños.

Alex Dan Leibovich

Fotografías:

The Sandman:

Logo de Vertigo:

Sandman del folclore anglosajón:

Neil Gaiman:

Soda Stereo – Cuando pase el temblor

El tiempo en capítulos