Nomen

Mandala_Golden_Flower_Jung

¿Cuántos nombres guardás en tu mente? ¿Alguna vez te pusiste a pensar en eso? Cada nombre, un ser, una persona, una historia.

   Pensá detenidamente. Pensá en el primer nombre que aparezca en los recobijos de tu mente. El primero, sin inhibición alguna, sea un nombre que te guste o no. ¡No lo cambiés, arruinarías el juego! Sostené ese nombre. Acaricialo. Observá la forma de sus letras. Escuchá su tonalidad al pronunciarlo. Contemplá el rostro que aparece bajo aquel nombre: sus pestañas, sus pómulos, sus comisuras, sus cejas, su expresión. Te empieza a hablar. Dice simplemente: “hola”. Mueve los labios. Te mira como suele mirarte, se mueve como suele moverse. ¿Está provocándote algo? Sea una emoción tenue o fuerte, retrospectiva o más actual, triste o alegre, enojada o amorosa, la emoción vive en vos, y te incita a continuar. La emoción que fue provocada solo por un nombre.

   Puede haber dos personas con el mismo nombre, pero cada vez que oís uno de ellos no te provoca la misma sensación que el otro. Tu corazón los separa a pesar de tener la misma tonalidad y forma. Cada nombre es único a pesar de que hay abundantes tocayos. Cada nombre esconde una historia diferente, y es imposible que haya una idéntica a la otra en espacio y tiempo. Similares, sí; idénticas, no. Imaginate ahora dos personas con el mismo nombre. ¿Alguna vez pensaste en ello?

   Pensá ahora en tu nombre. ¿Te suena extraño cada vez que lo pronunciás? ¿Cómo si fuera algo alejado de vos? ¿Sonará diferente para otra persona? ¿Querrá decir eso que tal vez ese no es tu verdadero nombre, que tal vez poseés otro, más completo y significativo, oculto dentro tuyo?

   ¿Te animás a descubrirlo?

Alex Dan Leibovich

Licencia Creative Commons
Nomen por Alex Dan Leibovich se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://oniroscopio.com.ar/nomen/.

Fotografías:

Mandala painted by a patient of Carl Jung:

Bron-Yr-Aur – Led Zeppelin

Voces que valen ser escuchadas

Significado de Oniroscopio

Palabra resultante de dos vocablos: “Oniro”, que en griego significa "sueño" (los “oniros” o “oneiros” son los hijos del dios del sueño, Hipnos, en la mitología griega) y “-scopio”, que en griego significa “instrumento para mirar” o simplemente “mirar”. De esta forma sería equivalente a “mirar sueños” o “instrumento para mirar sueños”. Así, el simbolismo radica en ver lo fantástico en la realidad o el sueño en la vigilia.