Lluvia

Hilillos se despliegan desde arriba,

se extienden como queriendo unirse a la tierra,

buscando un final para sus cuerpos.

 

Los ojos los miran,

las pieles los sienten,

el pueblo se reúne como en una fiesta

a celebrar el rito de la Madre Tierra.

 

Los nenes salen a jugar

los cabellos y las ropas se tiñen de cristal

y cada risa es otra más.

 

Oleadas de viento perlado

empujan a las aves,

los perros ladran al agua,

los gatos se vuelven invisibles.

 

Aun para los ancianos

cada ritual es uno nuevo,

y sus arrugas sirven de arroyos,

y sus labios brillan bajo el telón acuoso,

y se besan como si fuera la primera vez.

 

El paisaje de la ciudad se transforma;

un manto celestial lo cubre entero

y nada es lo mismo:

la perpetua interrupción de la rutina;

cientos de techos ambulantes sobre las calles;

cafés que se vuelven refugios

de calles que se vuelven ríos.

 

Nada es lo mismo bajo la lluvia;

mirar por la ventana es meditar,

escuchar las gotas contra los techos es melodía,

un sueño gris se repliega por donde sea

y cada ser se deja envolver por él.

 

Alex Dan Leibovich

22/2/17

 

Licencia Creative Commons
Lluvia por Alex Dan Leibovich se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada 4.0 Internacional.

Fotografías:

Gotas de agua:

Bron-Yr-Aur – Led Zeppelin

Voces que valen ser escuchadas

Significado de Oniroscopio

Palabra resultante de dos vocablos: “Oniro”, que en griego significa "sueño" (los “oniros” o “oneiros” son los hijos del dios del sueño, Hipnos, en la mitología griega) y “-scopio”, que en griego significa “instrumento para mirar” o simplemente “mirar”. De esta forma sería equivalente a “mirar sueños” o “instrumento para mirar sueños”. Así, el simbolismo radica en ver lo fantástico en la realidad o el sueño en la vigilia.