Bola de tela

bola-de-tela

Una manito agarra la bola de tela. La toquetea, la acaricia. Se la lleva a los ojos. Ojazos de color verde. La bola se hace más pequeña, rodeada por las dos palmas. La acercan a la punta de una nariz. Se aplasta contra ella. Una sonrisa saca una risa que envuelve a la bola, y la bola salta y se retuerce, y el bebé la mira. Una bola que se hace grande que se hace cristal. La luz la atraviesa y se transforma en aura. El bebé ríe. Agita las manos y siente cómo el aura juguetea con él, le hace cosquillas y le provoca aún más risa. De pronto, se siente dentro de ella, los ojos se le abren de par en par, vuela no sabe durante cuánto tiempo. Hasta que cae de golpe. Un momento de silencio y solloza sin parar. Las lágrimas mojan su nariz y caen sobre sus pies regordetes. Pero siente unas cosquillas, ahora en las palmas. El aura va y viene de mano en mano. El bebé para de llorar y da un aplauso. Separa las manos entre sí, de a poco. Una esfera. Separa más las palmas y la esfera se expande aún más y se hace enorme. El bebé se acuesta boca abajo sobre ella y la hace rodar. Se alza en el aire y cae bajo su peso. La risa se apodera de él. Repite la acrobacia una y otra vez hasta que, aburrido, la toma otra vez y la aprieta. Se hace pequeña, del tamaño de una canica. El bebé se la mete en la boca, la saborea y siente el gusto a frutilla, brisa, calma y chocolate. Pero luego, un gusto más agrio, triste y seco. Escupe una bola de tela humedecida.

   La mamá entra de golpe en la habitación. Levanta al bebé, que lloriquea y patalea. Es llevado en brazos, y al alejarse, los ojazos verdes solo ven la bola que se hace cristal, que se hace aura.

Alex Dan Leibovich

Licencia Creative Commons
Bola de tela por Alex Dan Leibovich se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Fotografías:

Bron-Yr-Aur – Led Zeppelin

Voces que valen ser escuchadas

Significado de Oniroscopio

Palabra resultante de dos vocablos: “Oniro”, que en griego significa "sueño" (los “oniros” o “oneiros” son los hijos del dios del sueño, Hipnos, en la mitología griega) y “-scopio”, que en griego significa “instrumento para mirar” o simplemente “mirar”. De esta forma sería equivalente a “mirar sueños” o “instrumento para mirar sueños”. Así, el simbolismo radica en ver lo fantástico en la realidad o el sueño en la vigilia.