Archivos mensuales de diciembre, 2015

Tokio Blues, Norwegian Wood: cálida frescura.

Tokio Blues, Norwegian Wood: cálida frescura.

Páginas dulces y fluidas como la miel, melancólicas y suaves como las hojas marchitas de otoño. Murakami teje una historia algunos retazos de aparente contenido biográfico, y eso tiñe a la novela de una autenticidad y atracción que no muy seguido nace en un libro. Una lectura vivencial y atrapante.    Titulado “Tokio Blues”, con […]

Ojos dorados, ojos marrones: VII. Última noche.

Ojos dorados, ojos marrones: VII. Última noche.

“Hace justo una semana que nos conocimos”, le dijo el gato al perro.    Los ojos dorados se reflejaban en los ojos marrones.    “Sí, siete noches atrás”, dijo el perro.    “¿Algún día vas a ver todo lo que hay ahí fuera, alejado de esta terraza minúscula?”, preguntó el gato de golpe.    “Tal […]

Ojos dorados, ojos marrones: VI. Llovizna lunar, o Aceptación.

Ojos dorados, ojos marrones: VI. Llovizna lunar, o Aceptación.

El perro bostezó. Su boca se abrió grande y su cuerpo se estiró hacia delante. Sintió cómo de a poco se relajaba. Luego, se sacudió y trepó sobre el muro. Vio la calle abajo.    Unos faroles iluminaban las puertas de los edificios, ningún auto pasaba, alguna que otra familia solitaria caminaba. Miró arriba, al […]

Ojos dorados, ojos marrones: V. Aullidos y garras.

Ojos dorados, ojos marrones: V. Aullidos y garras.

El gato no aparecía. El perro se asomó por la cornisa, fue de un lado al otro, gruñó impaciente, se tiró al suelo y se volvió a levantar. Estaba triste. Se dio cuenta de cuánto se había pegado a él. Cuánto necesitaba a un amigo, por más diferentes que fueran.    Alzó la cabeza y […]

Ojos dorados, ojos marrones: IV. Apariencias.

Ojos dorados, ojos marrones: IV. Apariencias.

El gato pensaba mucho. Pensaba tanto que a veces se olvidaba de comer o de dormir. Se quedaba en un pasaje, en un parque, en la entrada de un edificio. Los nenes se acercaban y lo acariciaban. Las mujeres lo miraban suspicazmente. Los hombres le temían. Pero él seguía pensando, allá lejos. Se quedaba quieto […]

Bron-Yr-Aur – Led Zeppelin

Voces que valen ser escuchadas

Significado de Oniroscopio

Palabra resultante de dos vocablos: “Oniro”, que en griego significa "sueño" (los “oniros” o “oneiros” son los hijos del dios del sueño, Hipnos, en la mitología griega) y “-scopio”, que en griego significa “instrumento para mirar” o simplemente “mirar”. De esta forma sería equivalente a “mirar sueños” o “instrumento para mirar sueños”. Así, el simbolismo radica en ver lo fantástico en la realidad o el sueño en la vigilia.